Un diagnóstico a tiempo puede cambiar la vida de miles de niños en el país

El cáncer infantil, además de los retos propios de la enfermedad, representa una lucha en la que es todo o nada, ya que contrario al caso de los adultos, en los niños no se puede prevenir, lo que realmente marca la diferencia es el diagnóstico temprano y un tratamiento inmediato.

Un tema relevante, teniendo en cuenta que el cáncer ataca en promedio a 25.000 niños en el mundo; en Colombia, de acuerdo con la OMS anualmente se diagnostican cerca de 1.400 nuevos casos, representando así la segunda causa de muerte entre niños de 5 a 15 años.

Lo anterior, debido a que el 72% de los casos tiene una oportunidad de cura baja, ya que en promedio se tardan 15 días en dar el diagnóstico, sin contar los días que transcurren para iniciar el tratamiento, tal como los argumenta Yolima Méndez, directora del Observatorio Interinstitucional de Cáncer Infantil.

Según el Instituto Nacional de Salud, los tipos de cáncer infantil que más se vienen presentando en el país son: leucemia linfoide aguda (46 %), linfomas (9 %), tumores de sistema nervioso central (9 %), leucemia mieloide (9 %) y tumores del sistema óseo (4 %).

Si bien, no existe un plan de prevención del cáncer para la población infantil, es importante hacer énfasis en la importancia de la información y capacitación tanto para padres de familia como para los profesionales en salud, para poder reconocer los síntomas y dolores que permitan reconocer una posible aparición de la enfermedad, para de esta manera recurrir a análisis que permitan tener un diagnostico a tiempo.

Hoy en BMI Seguros Colombia nos unimos y acompañamos a los pacientes y sus familias que están atravesando por esta enfermedad.

Compartir